4 reglas para el cuidado de la piel después del verano

Recién termina el verano y las nuevas fiestas están a la vuelta de la esquina, por ello, seguro quieres lucir fenomenal. Pero, ¿te miras al espejo y piensas que tu piel se ve apagada y sin vida? Es momento de que prestes atención al cuidado de la piel, ya que los fuertes rayos del verano pueden dañarla, y esto puede ser más perceptible conforme llega el invierno.

Aunque la cantidad de daño sufrido depende de cuánto tiempo pasaste al aire libre y las precauciones que tomaste ante el gran astro rey, lo cierto es que, aún sean mínimas, nunca hay que descuidar nuestra piel y mucho menos ante los cambios de clima. Recuerda que si el tiempo cambia, también lo debe hacer nuestra rutina de cuidados.

Afortunadamente, el otoño es el momento ideal para aprovechar, reponer tu piel y adaptarte a la nueva estación. ¡Sigue estas sencillas reglas para adaptar tu rutina de belleza!

Primera regla: Exfoliación

El clima soleado te lleva a una combinación de protector solar y maquillaje poco favorable para tus poros. Lo básico que debes hacer para el cuidado de la piel es exfoliar, desaste de esas células muertas causadas por los estragos del verano, ¡vamos a devolverle vivacidad y luminosidad a tu piel!

Por ello, exfolia tu piel un par de veces cada semana. La acumulación de piel muerta hace que la superficie parezca manchada y desigual, e inhibe la producción de nuevas células evitando que tu piel sane.

TIP: Cuando exfolies tu rostro hazlo en la frente, la nariz y el mentón, donde suelen haber más impurezas.

Si quieres hacerlo de manera amena, te recomendamos utilizar el Exfoliante Facial: Miel de Botanicus elaborado con cáscara de coco que remueve suavemente las células muertas y promueve la regeneración de la piel . Y si quieres algo más natural para el cuidado de la piel, puedes probar Strawberry Face Scrub de Mario Badescu que contiene semillas de fresas y ácido glicólico (súper recomendado para eliminar células muertas).

No es una regla, pero si tu piel está muy dañada tras el verano y quieres estimular su regeneración, piensa en el peeling facial. Es una técnica de exfoliación, pero más profunda.

Prueba con una exfoliación profunda para el cuidado de la piel

Si sufres de piel sensible, puedes usar la Crema Facial Exfoliante Suave de Avene, un tratamiento que calma la irritación rápidamente, reduce la reactividad cutánea de la piel, proporciona una protección eficaz y duradera. Sin conservantes, sin perfume, sin colorantes, sin alcohol, sin parabenos.

<< Te puede interesar leer: Cómo cuidar el cabello durante el verano >>

De izquierda a derecha:

Segunda regla: Hidrata tu piel

El desgaste del verano, combinado con el aire seco y el comienzo de frío en otoño, puede resecar tu piel. Dile adiós a la crema hidratante ligera que has estado utilizando todo el verano y aplica un producto que atrape más humedad para buenos resultados en el cuidado de la pielTe recomendamos productos que contengan ceramidas, pues aunque se producen de forma natural en la piel, deben reponerse durante los meses más secos y fríos.

¿Nuestra recomendación? Serum Herbal Hydrating de Mario Badescu, perfecto para aumentar la humedad. Si tu piel quedó muy resentida después del verano y lo que buscas es repararla, te recomendamos los siguientes productos:

Crema Hidratante Intensiva SPF 15 de Lullage, indicada para reparar la barrera cutánea y protegerte de agresiones medioambientales dándole un respiro a tu piel. Otra maravilla que podemos recomendarte es el Serum Vitamina C Serum de Mario Badescu, ya que la vitamina C, en particular, ha demostrado proporcionar numerosos efectos benéficos sobre la piel dañada por la luz solar.

De izquierda a derecha:

Tercera regla: No descuides tu dieta

Los cambios bruscos de clima imponen presión sobre nuestra piel. Para combatirlas, hay excelentes alimentos disponibles para ayudarte en la transición de un clima a otro. Así que con los alimentos adecuados no hay razón para que tu piel no tenga un magnífico nuevo brillo de temporada. Para ello, considera complementar tu dieta con vitaminas tales como omega 3, vitamina C,  y E. Por ejemplo, para vitamina C, consume manzanas: protegerás las células de tu piel y la tonificarás. Además, esta vitamina puede ayudarte a reparar el tejido de tu piel.

No te olvides de los líquidos

También considera dentro de tu dieta el consumo de líquidos, éstos también serán tus grandes aliados para evitar que tu piel se deshidrate. Para que obtengas mejores resultados de los cuidados de tu piel después del verano, lo mejor será prevenir, por eso, te sugerimos practicar el souping, un método que sugiere incrementar tu consumo normal de líquidos. Si por lo general consumes de 1.5 a 2 litros de agua, durante el verano deberás beber de 2 a 2.5 litros, justamente después de que hayas expuesto tu piel al Sol.

¡No te alarmes si crees que deberás tomar agua todo el día! Puedes lograr este consumo bebiendo jugos, infusiones e incluyendo en tu dieta sopas, cremas, frutas y verduras para aprovechar el agua que contienen.

<< Leer más: Rutina del cuidado de la piel para el verano >>

Cuarta regla: Sigue tratamientos para la hiperpigmentación

Después de los meses de verano es frecuente notar pequeñas manchas de pigmento marrón que parecen pecas causadas por la radiación UV. Esas manchas en la piel son terribles para nosotras, especialmente si nos salen en la cara. ¿Podemos hacer algo para quitarlas? Claro que sí, existen tratamientos que serán tus grandes aliados. Productos con hidroxiácidos, arbutina y ácido salicílico, son los indicados para deshacerte de esas manchitas terribles (o para prevenirlas si aún no las tienes).

Lo mejor es que esta regla la puedes cumplir junto con las otras y así “matar dos pájaros de un tiro”. Por ejemplo, para realizar tu limpieza facial, puedes elegir un gel de limpieza que contenga ácido salicílico como el Normaderm: Gel de Limpieza Profunda de Vichy. O en el caso del peeling facial, te recomendamos el tratamiento Active Radiance Serum de Murad que te aporta vitamina C y desaparece el daño causado por el sol y la rutina diaria. Incluso, hay productos de maquillaje como el Iluminador Enlighten Concealer Intense Peach  de Jane Iredale que contiene arbutina para devolverte el color natural de tu piel.

Un consejo: Cuando uses estos productos es muy importante que evites la luz y que no descuides los demás cuidados de la piel. Hazlo por lo menos durante 3 meses, así le darás tiempo a tu piel de recuperarse y deshacerse del exceso de melanina.

Tu piel es una parte muy importante y en Vorana lo sabemos, por ello hicimos una selección especial de productos para el cuidado de la piel, da –clic aquí– y conoce todo lo que necesitas para lucir una piel perfecta. Por eso te animamos a ser constante con el cuidado de la piel -te recordamos que éste varía según la estación-. Seguir estas reglas y ser precavida valdrá mucho la pena para lucir una piel bella y radiante. 

Para más productos ve a nuestro fabuloso catálogo que tenemos disponible en nuestra tienda online, tenemos una amplia oferta pensada para ti.

 

comprar maquillaje de marcas originales

Comenta esta nota

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Más de 60 marcas de belleza!

Todos los productos recomendados los encuentras aquí.